Rodolfo Soto RaveloU nos 400 niños menos han muerto en comparación con el año pasado, según reporta el Ministerio de Salud. Sin embargo, todavía sigue siendo un reto para este sector reducir las cifras y mejorar la calidad del servicio médico.


La inmunización es un elemento fundamental en el manejo para la reducción de la mortalidad infantil, ya que a través de estas pueden evitarse todas las enfermedades prevenibles como las afecciones respiratorias y diarreicas, que son las que acontecen con un mayor índice dentro de las causas de las muertes en infantes.


Así lo afirmó ayer el nuevo presidente de la Sociedad Dominicana de Pediatría, el doctor Rodolfo Soto Ravelo, quien indicó que con la implementación de nuevas vacunas y mantener el esquema de vacunación vigente dentro de las políticas de salud, puede seguir disminuyendo la cantidad de muertes en pequeños.


Asimismo, apuntó que vacunar a un niño sale más barato que cubrirle en su adultez tratamientos por enfermedades que significarán gran gasto para el Estado, la familia y producirán ausentismo laboral.