vm


Residentes de varias comunidades de San Felipe, Villa Mella, pararon el tránsito a tempranas horas de la mañana de este miércoles, con la quema de neumáticos y la colocación de desperdicios en la avenida principal que comunica la Provincia de Monte Plata con Santo Domingo, en reclamo del arreglo de sus calles y mayor eficiencia de los servicios de agua, luz y la recogida de basura.


Los moradores demandan, también, mayor presencia policial ante la ola de atracos que se producen a cualquier hora del día.


A los reclamos, que se hicieron en diferentes tramos de la avenida, se unieron representantes de juntas de vecinos y de otras organizaciones, así como decenas de mujeres amas de casas que se manifestaron por decisión propia.


Las mujeres dijeron temer salir de sus casas después de las 8:00 de la noche, hora en la que regularmente no hay energía eléctrica, por temor a ser asaltadas por delincuentes.


Se quejan, asimismo, del deterioro de sus calles, polvorientas y en las que se forman amplias lagunas en tiempos de lluvias, y de la negligencia por parte del ayuntamiento en la recogida de la basura.


Francisca Payano Martínez, quien fungió como vocera del grupo de mujeres, y quien dijo que todas residen en la comunidad Batey de Yagua, reclamó de las autoridades el arreglo de la calle La Esperanza y La Gloria, y que se envíe la energía eléctrica en horas de la noche para que disminuyan los atracos.


Mientras que en otro tramo de la avenida, Virgilia Rondón, presidenta de la Junta de Vecinos Desarrollo Social, y Diomaris Feliz, presidenta de la Sociedad de Padres, encabezaron otro grupo de personas que obstaculizaban el tránsito en demanda del arreglo de la calle principal frente a la Escuela San Felipe. Rondón demandó también mayor eficiencia en el servicio de agua y en la recogida de basura.


Bolívar Rodríguez, presidente de la Junta de Vecinos Nuevo Horizonte, quien también representó a otro grupo de manifestantes del sector La Esperanza, dice que el sector San Felipe se siente olvidado porque las instituciones gubernamentales y el ayuntamiento no han respondido en ningún momento a los reclamos de unos 42 subsectores.


Afirma que se mantendrán en pie de lucha hasta que se le resuelvan sus demandas, entre ellas, además del arreglo de sus calles, la terminación “urgente” del acueducto múltiple San Felipe.


Las protestas, que iniciaron a las 6:00 de la mañana, fueron dispersadas por agentes policiales a las 10:00 de la mañana, con el lanzamiento de bombas lacrimógenas.