CruelUna mujer le quemó la espalda al echarle agua caliente a su hijo de 12 años, alegadamente porque el menor fue engañado en un puesto de fritura a donde ésta lo había enviado a comprar una carne.


El hecho ocurrió este domingo en la comunidad Palmar de Yaque en el municipio Bohechio en San Juan.


El menor recibió atenciones médicas en el hospital Alejandro Cabral en donde se indicó que recibió quemaduras de tercer grado.


Según nuestro corresponsal Peter Pablo Mateo, las autoridades informaron que Marisela Reyes quien está detenida en la dotación policial del municipio San Juan de la Maguana se molestó cuando el infante llevó el dinero incompleto y la carne “sopeteada”, por lo que tomó el agua con la que hervía unos víveres y se la lanzó en la espalda.


En tanto, la abuela del niño indicó que la acusada sufre de problemas mentales, razón por la que pidió a la justicia ser flexible con ella, mientras el menor agredido pidió que pongan en libertad a su madre. Reyes es madre soltera de cuatro hijos, según se informó.