06863c9d12La función premiere de El Teniente Amado deja claro que el país se encuentra ante un proyecto llamado a mucho más que llevar la juventud actual al cine a recibir un relato cinematográfico digno, profesionalmente bien gerenciado, con calidad en su dirección de arte, sonido, fotografía y las actuaciones, a pesar de que acusa debilidades actorales con el personaje que cinematográficamente ha sido un rompecabezas para sus talentos: Trujillo.


Dicho sin dudar: El Teniente Amado es una película que hay que ir. Vaya a verla.


No lo dude. Se trata de una producción bien realizada, con estándares que pueden servir de ejemplo, que recomendamos además por su mensaje esclarecedor para una juventud actual que debe saber lo que fue el pasado ignominioso y sangriento de la dictadura trujillista y que aporta es una de las más ricas experiencias para el cine local de vocación internacional.


Hay algunos “peros” y objeciones, y roles que pudieron haber sido mucho mejor manejados. El proyecto, exhibido anoche en función premiere, tiene aciertos que permiten saber que se puede hacer un cine digno, pese a que objeciones que desde anoche, por la risita de algunos críticos y cronistas, vendrán de camino.