1E56877F-92C2-4AD2-923F-32ABAF408E5B.jpg__400__350__CROPz0x400y350Explicar que el sexo puede producir una “sanación emocional”, o que el tiempo no nos tiene que gobernar, si no nosotros a él, son algunas de las teorías que el escritor Guillermo Ferrara intenta explicar en sus textos.


Libros que no se tratan de manuales al uso, sino de obras en las que, en muchos casos, la realidad toma tintes de ficción. 


¿Qué ha encontrado en los libros para transmitir sus enseñanzas tántricas y de mejora sexual?


Todo libro es un laberinto para que el lector encuentre una salida. Yo he leído libros que hicieron de mí una persona más brillante e inspirada. En los libros encontré sorpresa, magia, conocimientos o recuerdos.


Como lector sigo agradecido, como autor, en más de veintiún libros, sigo hambriento de compartir más de lo que aprendí y viví.


¿Es complicado hablar de estos temas a través de las palabras escritas o, por el contrario, se siente más libre?


Las palabras liberan, desatan sentimientos, clarifican ideas. Me siento libre como un águila al escribir. Un escritor es un dios en miniatura, sobre todo cuando escribes novelas. Tú creas, imaginas, diseñas. Eso es ser cocreador de una realidad para que los lectores entren en ella y se transformen positivamente.


¿Por qué su empeño en querer mejorar la sexualidad a través de diferentes ámbitos de la vida como el yoga o la gastronomía?


Porque el sexo es la forma más espiritual que los seres podemos compartir. Sexo es sinónimo de unidad, placer, gozo, trascendencia, creación, luminosidad, vibración, ternura, misterio, mística y tantas cosas más. Pero le han puesto trampas, se las han puesto las religiones promoviendo la ignorancia respecto a que el sexo, en última instancia, es la alquimia para recordar a Dios y a la Diosa a través del otro.


¿Realmente el sexo tiene ese poder tan “brutal” que quiere transmitir?


El poder del sexo puede ser brutal, compasivo o invencible. El poder brutal es animal, el compasivo es humano y el invencible es divino. Tenemos que tener todos los poderes a través del sexo, lo que pasa es que únicamente se creyó que lo animal, brutal, instintivo y de descarga es el sexo normal, y ese sexo conduce inevitablemente a la pérdida de la atracción.


Sólo cuando se genera una alquimia (con técnicas que enseño en mis libros) se abre una puerta más poderosa en el sexo. ¡Si de sólo pensar e imaginar un buen acto sexual ya las hormonas se movilizan, la imaginación se expande y el gozo empieza a recorrer por el alma y la sangre!


¿Es fácil hablar de sexo de manera elegante y certera?


Si uno vive de esa manera es fácil. La práctica del tantra es extremadamente avanzada. ¿Cómo consigue transmitirla a través de sus libros?


¡Claro que sí! Yo aprendí yoga por primera vez en un libro y lloré al recordar lo que sabía. El libro es el alma del autor puesto en las manos del lector. Dice un proverbio que, aunque el mensaje no llegue a destino, vale la pena enviarlo. Y, a juzgar por las repetidas ediciones de mis obras, es señal que hay interés y hambre de conocimiento.


Usted se define como especialista en filosofía holística, enseña sobre espiritualidad, física cuántica, yoga, esoterismo, sexualidad alquímica, sanación emocional o vida extraterrestre ¿Qué tienen que ver unos temas con otros? ¿Tienen algún nexo común?


Todo está interrelacionado. Esa es una de mis funciones que los lectores agradecen. Puedo tejer historias que unen la unidad del yoga en la unidad cósmica, la sexualidad produciendo sanación emocional para recordarnos que no venimos del barro sino de las estrellas.


¿Es complicado hacerse un hueco en la profesión escribiendo de estos temas, pese a que le avalan las ventas y los seguidores?


Yo soy el dueño de mi vida y de mi tiempo, el hueco está destinado al tiempo de placer. Y escribir es placentero aunque trabajoso. Una de las cosas que tiene que recordar cada persona es que el tiempo no tiene que gobernarte, sino tú gobernar al tiempo. Ocho horas para trabajar, ocho para dormir y ocho horas libres. Sin excusas.


¿Cuáles cree que son los beneficios reales de sus lecturas? o ¿Es necesario ampliar la práctica con otras enseñanzas?


Los beneficios de leer mis libros son la activación del recuerdo de que somos libres, que tenemos un tiempo limitado para recordar nuestra eternidad, que somos creadores y no críticos, que hay un sólo Dios revelado a la vista de todos, no escondido tras las nubes.


Y que la realidad presente es la que cada uno elige en cada pensamiento, decisión y emoción. Hemos nacido para disfrutar, y no para sufrir. Estamos a un pensamiento de cambiar nuestra vida.


¿A qué cree que se debe el auge y éxito de novelas con gran protagonismo del sexo?


Al recuerdo que traemos en el alma de nuestro ser elevado que sabe que le han mentido a muchas generaciones. Y que el sexo es una puerta para regresar al estado paradisíaco y no una traba ni una cadena que limita la libertad espiritual.


El sexo necesita sanación y conocimientos ancestrales, por ejemplo, la luna de miel en Egipto antiguo no era lo que es hoy día. Era una iniciación espiritual a través del sexo para captar la conciencia suprema.


Hoy día la gente tiene sexo sin profundidad. El fósforo del deseo es para encender un fuego más profundo, pero muchos se contentan gastando la caja de cerillas. Cuando usas la chispa del deseo para encender el fuego del alma todo cambia y un enorme poder surge en cada célula. Eso es parte de la activación del ADN que enseñó tanto en “El secreto de Adán” como en “El secreto de Eva”.


¿Tiene alguna anécdota con algún lector/a que pueda contarnos?


Mencionar que es grato que en la calle reconozcan mi trabajo y me digan tus libros cambiaron mi vida. Y me he encontrado con gente sencilla como también con poderosos empresarios o políticos que me han dicho lo mismo, esa es una señal que seamos quien seamos, todos queremos lo mismo.


Una vez, en México, estaba esperando el bus turístico ya que había bajado en el museo y, en plena Avenida de Insurgentes, escucho gritos de una mujer que conducía su coche y se detuvo, lo que provocó que parara el tránsito, para saludarme tremendamente emocionada.


Háblenos de su último libro, “El secreto de Eva”, texto que posiblemente se lleve a la gran pantalla. ¿Qué mensaje quiere transmitir?


Es una novela muy mística. Tiene conocimientos, persecuciones, personajes sabios, personajes que pertenecen a otra dimensión, personajes que pertenecen a una sociedad secreta que quiere ocultar conocimientos y conspiraciones pero, que Evangelina Calvet junto al sexólogo Adán Roussos, podrán desvelar.


El mensaje es para que cada uno viva una historia ficticia con conocimientos reales y así tomar conciencia de muchas cosas que no nos dicen abiertamente en los colegios, noticieros ni periódicos. Estoy feliz por la repercusión y buscando que pronto se lleven a la pantalla para verlas como películas. (Efe-Reportajes).