111Los padres de un joven que fue dejado morir supuestamente por inasistencia en una importadora de la capital, se querellaron este lunes ante la Fiscalía del Distrito contra los propietarios del negocio, a quienes acusan de homicidio por omisión.


El occiso es Anthony Javier Gómez, de 23 años de edad, quien laboraba en la importadora “La Más Barata”, ubicada la avenida Duarte con Eusebio Manzueta, donde aparentemente sufrió un desmayo por exceso de trabajo.


Indicaron los familiares que los propietarios de la tienda no permitieron que los compañeros de trabajo lo trasladaran al hospital Luis Eduardo Aybar (Morgan), hasta después de una hora, lo que impidió salvarle la vida.


Los padres del fallecido, Fernando Javier y Altagracia Gómez, al tiempo que clamaban justicia, exigieron que ese tipo de comercios sea normalizado y vigilado por las autoridades, ya que frecuentemente incurren en explotación de sus empleados, donde ni siquiera se les da tiempo para que almuercen.