Un grupo internacional de científicos de Bélgica ha resuelto el dilema en torno a un conjunto de microorganismos llamados rotíferos, que han sobrevivido más de 40 millones de años sin reproducción sexual, al concluir que son de naturaleza asexual. Los investigadores de la Universidad de Namur y del Centro Nacional de Secuenciación (Genoscope), de Francia han confirmado en un informe publicado en la revista “Nature” que estos microorganismos son incapaces de producir gametos, y que, por tanto, a su juicio, son asexuales. Los científicos llegaron a esta conclusión tras estudiar por primera vez el ADN de los rotíferos. El estudio está centrado en los rotíferos deloides, organismos microscópicos acuáticos asexuados que se multiplican mediante huevos que son clones genéticos de su madre, pues no hay padres. Según los científicos, los registros fósiles, así como los datos moleculares muestran que estos microorganismos surgieron hace más de 40 millones de años sin necesidad de reproducción sexual y que, desde entonces, han evolucionado y se han convertido en especies diferentes. Por primera vez, los expertos del laboratorio de Genética Evolutiva y Ecología de Namur han logrado secuenciar el genoma de una especie concreta de rotífero deloide, llamada Adineta vaga. En concreto, descubrieron que la Adineta vaga no tenía similitudes estructurales completas entre los dos cromosomas de cada par, y que, por lo tanto, a juicio de los expertos, es incapaz de producir gametos. “Bajo estas condiciones, la etapa de formación de los gametos, que se espera para dividir el material genético en dos lotes iguales, meiosis, es simplemente imposible”, precisó Jean-François Flot, uno de los investigadores a cargo el estudio. “Sin meiosis, no hay sexo. Fin del escándalo”, aseguró Flot. Por otro lado, los expertos se mostraron confiados en que su investigación proporcione nuevos conceptos sobre la mutación y sobre otras especies asexuales, al tiempo que permita tener un mayor conocimiento sobre las células cancerosas. En concreto, defendieron que la estructura del genoma de los deloides se parece al que se podría encontrar en las células cancerosas, que se reproducen indefinidamente sin meiosis, precisaron.