05c2db261e97451c0827e4c0f9eb1057_300x226Ranchadero, Guayubín.- Un bebé de 7 meses de nacido murió asfixiado cuando se tragó un insecto de los llamados Chinche Verde o Hiedevivos, cuando otros menores jugaban con él en el patio de su casa.


El menor muerto es Gandhi Lorayn quien era hijo del presidente de la Asociación de Obreros Migrantes haitianos de la línea Noroeste (ASOMILIN), Jhoni Rivas y Roselina de Rivas. Según se informó, la tragedia ocurrió cuando el niño jugaba con otros menores y el insecto se le introdujo en la boca.


Los padres trataron de extraerle el animal sin ningún resultado positivo, por lo que decidieron llevarlo al centro de salud de Guayubín, pero ya estaba muerto.


Según el parte médico, el insecto había clavado sus patas en la laringe del niño, evitando fuese expulsado ante su desesperación por respirar. La Organización Solidaridad Fronteriza envió un mensaje de condolencia al dirigentes sindical, externando su conmoción por lo ocurrido.