renEl movimiento Dominicanos Laicos intentó entregar ayer en la Nunciatura Apostólica un documento en el cual piden la renuncia del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, además de que se regule o anule el Concordato entre la Santa Sede y República Dominicana, un acuerdo que tiene la iglesia Católica con el Estado dominicano desde 1954.


“En República Dominicana el cardenal López Rodríguez actúa con más poder político que el Presidente de la República, con una constante presencia en los medios de comunicación, dando órdenes sobre asuntos que corresponden a los gobernantes dominicanos”, señala el documento que finalmente no llegó a su destino.


“Dada la tradición católica de siglos que existe en el país, los gobernantes temen desobedecer las órdenes del cardenal López Rodríguez, y de los obispos y sacerdotes que intervienen en los asuntos del Estado”, agrega la carta, copia de la cual fue remitida a LISTÍN DIARIO por Wilson Hernández, integrante de Dominicanos Laicos.


Hernández y un pequeño grupo de personas se reunieron en el parqueo del Teatro Nacional, justo frente a la Nunciatura. Pero según Hernández, el documento no fue entregado porque la policía estaba apostada en el lugar. “La Nunciatura está rodeada de policías y eso demuestra que está aliada con el poder. Si vinimos a entregar un documento ¿por qué hay que buscar policías? No venimos con bombas, nunca he visto que una página explote la Nunciatura, claro, las ideas sí”, dijo el dirigente.


“Lo que llevamos en esa página va acabar con los privilegios que tienen los curas y los obispos. Creen que tienen más poder que los gobernantes, aquí el Cardenal cree que tiene más poder que el Presidente”, alegó Hernández. Señaló que el movimiento Dominicanos Laicos es una organización compuesta por católicos que residen en el país, Estados Unidos y España.