mocaLa incapacidad para responder a los problemas de basura, ante la falta de espacios para construir un nuevo vertedero, obligó a las autoridades de este municipio a declararse en estado de emergencia.


Debido al cúmulo de desperdicios, el Ministerio de Medio Ambiente otorgó un permiso a la alcaldía de Moca para que coloque dos contenedores en el clausurado vertedero municipal.


Pero esa medida no acaba con la contaminación, ya que las casi 200 toneladas de basura que produce el municipio es llevada al Eco-parque de Rafey,  en Santiago, debido a que las autoridades de La Vega le impidieron hacerlo en su vertedero.


Los casos de dengue y otras enfermedades infectocontagiosas obligó a que el pasado jueves el Concejo Edilicio declarara, mediante una resolución, en estado de emergencia el municipio. Aunque reconocen los esfuerzos de las autoridades encabezadas por  el alcalde Remberto Cruz, indicaron que los resultados no han sido favorables.