gooApenas una semana después del lanzamiento de la primera app erótica para Google Glass, el gigante de Silicon Valley ha cambiado su política de uso para desarrolladores. Desde este martes está prohibido el contenido pornográfico en las gafas de Google.


El primer párrafo de su política de uso dice así a partir de ahora: “No permitimos en Google Glass contenido que incluya desnudos, actos sexuales gráficos o material sexualmente explícito. Google tiene tolerancia cero contra la pornografía infantil. Si somos conscientes de contenido con pornografía infantil lo haremos saber a las autoridades apropiadas y eliminaremos las cuentas de Google de los usuarios implicados en su distribución”.