vigoHacienda ha puesto su punto de mira en un niño de cinco años que vive con su madre en Vigo, y le reclama 17.000 euros por una deuda que dejó su padre, quien se ahorcó tras quebrar su empresa, dedicada a la venta de pararrayos, según informa La Voz de Galicia.


La madre del pequeño, Ana Belén González Iglesias, no da crédito. Y nunca mejor dicho, porque está arruinada y no puede hacer frente al pago después de que ahora le hayan endosado a ella tal cantidad ya que es la tutora legal del niño.


Sin poder pagar el alquiler de su casa desde hace ya dos meses, la mujer lucha desesperadamente para que el juez le condone la deuda, sin explicarse aún cómo un niño puede deber semejante cantidad: “Me parece ilógico que mi hijo deba tanto dinero, cuando no es más que un crío”.


Por si fuera poco, y a causa de los cargos pendientes con Hacienda y la Seguridad Social, a la mujer le han denegado la pensión de viudedad y orfandad.