reinaEl concurso Pequeña Miss América sumó un nuevo capítulo a su siempre polémica historia, que hasta incluye un asesinato. Ahora se supo que la ganadora de la edición 2012, una nena de siete años, ya es millonaria, y en las redes sociales estallaron las críticas hacia sus padres.


Isabella Barrett, una nena de Rhode Island, ganó la versión del año pasado con seis años. Un año después, ya tiene su firma de joyas, ropa y maquillaje, Glitzy Girl, una empresa con 42 empleados que acaba de facturar un millón de dólares, publica hoy el diario español El Mundo.


La madre de Isabella, Susanna, la hizo empezar a concursar a los 4 años. La nena es también la cara de una línea de juguetes de la popular cadena estadounidense Toys R Us, pero lo que la hizo más famosa es haber participado con su madre en el reality show “Toddlers and Tiaras”. La madre reconoció que llevan gastados más de 50.000 dólares en dientes a medida, profesores de voz, maquilladores, extensiones de pelo, uñas acrílicas y camas solares. “Pero valió la pena”, aseguró.


La nena también desarrolló gustos extravagantes: llegó a pedir 2.200 dólares en comida al room service de uno de los hoteles cinco estrellas en los que para durante las competiciones, tiene vestidos a medida por más de 10.000 dólares y más de 60 pares de zapatos de diseño. “¿A quién no le puede gustar ser millonario?”, se pregunta la Pequeña Miss América 2012 en una entrevista reciente.