tjOcho municipios a quienes se les ordenó permitir el acceso a los Testigos de Jehová a urbanizaciones con control de seguridad que no tengan guardias, apelaron la determinación judicial ante el Tribunal Federal.


Trujillo Alto, Guaynabo, Gurabo, Bayamón, Ponce, Caguas y Dorado sometieron una apelación el viernes en conjunto, y San Juan hizo lo propio por separado. El pasado 21 de marzo, el juez federal Gustavo Gelpí determinó que los Testigos de Jehová debían tener acceso a estas urbanizaciones para llevar su mensaje evangelizador a los diferentes hogares, y amenazó a los municipios con multas de $100 diarios mientras no cumplieran con la orden, que los obligaba a proveer a los religiosos con llaves, beepers o códigos de acceso, similares a los que tienen los residentes de dichas urbanizaciones. Con la apelación, los municipios evitan la imposición de dichas multas en tanto se resuelva el recurso.