sudanMás de 70 personas han perecido en el derrumbe de una mina de oro en Darfur, la región occidental de Sudán devastada por la guerra civil, según han admitido este jueves las autoridades locales.


El suceso tuvo lugar el lunes y hasta ahora se hablaba de desaparecidos. Hoy, Hamza al-Hassan, comisario en el norte de Dafur del norte, ha admitido que “el número de fallecidos en el derrumbe se eleva a más de setenta”, al tiempo que ha agregado que continúan las operaciones de rescate, tres días después del siniestro.


La cifra final de fallecidos aún no está definida. “No puedo facilitar un número preciso ni el número exacto de personas que había entrado en el túnel”, a 40 metros de profundidad, añadió Al-Hassan.


Los equipos de rescate usan herramientas tradicionales para llegar a las víctimas, dijo Al-Hassan, quien no especificó si algunos de los sepultados aún están con vida. “No podemos usar máquinas pesadas porque si se acercan demasiado, pueden hundir el suelo. Usan herramientas tradicionales y por eso las operaciones van muy lentas”, añadió.