trataEl juez de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, dictó ayer tres meses de prisión preventiva en contra de un haitiano, mientras que impuso una garantía económica a su esposa, ambos acusados de integrar a una presunta red de trata de personas que obligaba a menores haitianos a mendigar por calles y avenidas de la Capital.


Garib Joseph fue enviado a la cárcel de La Victoria, mientras que a su concubina, Roselette Luis, le fue otorgada una garantía económica de un millón de pesos, además de imponérsele impedimento de salida y presentación periódica.


La petición de medida de coerción fue formulada por el fiscal Moisés Cordones, quien expuso que los imputados trajeron seis menores de cuatro y cinco años desde Haití, a los cuales obligaban a mendigar en los semáforos de distintas calles de la ciudad.


Asimismo, que ambos fueron arrestados en la calle Juan Isidro Jiménez de Los Alcarrizos, donde alojaban en pleno hacinamiento a decenas de pedigüeños que fueron rescatados durante un operativo multinstitucional.