fronteraEl jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional, mayor general Rubén Darío Paulino Sen, informó ayer que la vigilancia en la frontera será reforzada con el envío de 1,500 soldados que estarán entrenados para actividades y ejercicio de prevención de todo tipo de delitos en la zona.


El anuncio se realiza en momento en que se produce un descontrolado tráfico de indocumentados por la frontera de Dajabón, principalmente de niños y mujeres. Paulino Sen manifestó que los militares que llegarán a la frontera para reforzar la Fuerza de Tarea Quisqueya, serán relevados en grupos de 30 hombres cada 15 días.


Subrayó que esos guardias prestarán servicios  en  puntos estratégicos para prevenir el trasiego de personas indocumentadas, el contrabando de mercancías, drogas, armas de fuego y otros males.