cenizasLa desgracia golpeó dos veces en poco tiempo a un nene de 11 años. En Mar del Plata, mientras se preparaban para arrojar al agua las cenizas de su mamá, una fuerte ola los golpeó a él y a su papá, que no sobrevivió.


El chico sufrió heridas y, si bien se encontraba en estado de shock, está fuera de peligro y recibiendo asistencia psicológica, según informa hoy el portal de La Capital. La tragedia ocurrió ayer al mediodía en la escollera sur. Padre e hijo caminaban sobre las rocas para acercarse lo más posible al mar, cuando una ola furiosa los golpeó y los arrojó a ambos al agua.


Un grupo de pescadores que vio el accidente avisó a la Prefectura, que acudió de inmediato al lugar y logró rescatar al nene, pero no al padre. El cuerpo del hombre, de 55 años, fue retirado poco después por los efectivos.


La víctima tenía domicilio en Capital Federal, y ningún otro familiar que su hijo en la ciudad balnearia. Se esperaba el resultado de la autopsia para determinar qué le provocó la muerte: se cree que el golpe con las piedras le habría provocado la pérdida de conciencia antes de caer al mar. Se esperaba que hoy llegarán familiares desde Buenos Aires para acompañar al nene.