modeloHang Mioku, ex modelo coreana de 48 años, estuvo durante varios años obsesionada con la belleza, hecho que le provocó nefastas consecuencias que han dado la vuelta la mundo.


Desde hace 20 años, esta mujer pasó innumerables veces por el quirófano para realizarse diversas cirugías plásticas. Sin embargo, disconforme con los resultados optó por algo más drástico.


Mioku se inyectó silicona y aceite de cocina, lo cual terminó por desfigurarle el rostro y llenarla de cicatrices. Su aparición en televisión generó que miles de televidentes donaran dinero para pagar la cirugía correctiva de la ex modelo