jceEl diputado del Exterior, Levis Suriel Feliz, acusó al presidente de la Junta Central Electoral (JCE) Roberto Rosario Márquez, de poner en peligro a más de 400 mil dominicanos residentes ilegales en los Estados Unidos.


Manifestó que Rosario Márquez se ha convertido en un auténtico faraón del siglo 21, tomando decisiones de carácter personal, como la supresión de las oficinas de servicios de Registro Civil y de la Cédula de identidad y Electoral en el exterior, sin ninguna explicación ni sustento legal. Relató que el presidente de la JCE viola flagrantemente la Constitución de la República, en el artículo 39, en el cual establece la Igualdad de Derechos para todos los dominicanos.


“El doctor Rosario no tiene justificación alguna, ya que hemos demostrado que los recursos están ahí, además de que las propias oficinas son autosustentables, en la ley y en el cobro de los servicio. También están contemplados en el presupuesto de la JCE para brindar esos servicios”. Expresó