preUn equipo de científicos ha hallado en el fondo de una mina canadiense unas bolsas de agua que tienen al menos 1.500 millones de años y que podrían contener microbios prehistóricos y cuyos descendientes seguirían ahora con vida.


Según el estudio de estos científicos, publicado este miércoles, el descubrimiento reaviva la esperanza de que en el interior de Marte también se haya preservado agua que habría podido propiciar la aparición de vida.


Los científicos británicos y canadienses han encontrado este agua a 2,4 kilómetros de profundidad en la mina de Timmins (Ontario), en un lugar totalmente aislado del mundo exterior desde el periodo precámbrico, que va desde la formación de la Tierra hace 4.500 millones de años hasta hace unos 540 millones de años.


Después de analizarla, los investigadores se dieron cuenta de que era muy rica en gases disueltos como el hidrógeno, el metano y otras formas atómicas (isótopos) de gases raros como el helio, el neón, el argón o el xenón. Todos estos gases tienen el potencial para proporcionar la energía necesaria para microbios ocultos a la luz del Sol durante miles de millones de años. Esta circunstancia es precisamente la que actualmente permite que exista vida microscópica en las fuentes de agua caliente de los fondos oceánicos.