caballoAustralia empezó este miércoles en Outback, el interior remoto y árido del país, el sacrificio de miles de caballos salvajes que según las autoridades se están muriendo de hambre y sed y suponen un problema medioambiental, indicó la televisión pública australiana.


Las autoridades ordenaron la evacuación de una zona situada a 300 kilómetros en el sudeste de la ciudad de Alice Springs para empezar el sacrificio que podría alcanzar los 10.000 animales, según la cadena ABC.


Un portavoz del Central Land Council, el consejo local, que representa los intereses de los aborígenes y coordina la operación, no quiso confirmar la información a la AFP. El anuncio del sacrificio a principios de mes desató las críticas de numerosas organizaciones ecologistas del país.