VenezuelaNueve horas duró la tarde del jueves la reunión de directorio del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela en la que se aceptó realizar la auditoría del 46% de las cajas de votación que no estaban entre las sometidas a revisión reglamentariamente el día de las elecciones presidenciales del 14 de abril.


Es lo que había solicitado el candidato opositor Henrique Capriles. En un país que ha vivido en una creciente crisis política desde que el domingo el oficialista Nicolás Maduro venció por un estrecho margen de 1,7% a Capriles, la reunión del CNE generó una gran expectativa por la capacidad que tenía de reducir o agudizar las tensiones.


Cerca de las 11:00 de la noche, ante el directorio en pleno, la presidenta del organismo electoral, Tibisay Lucena, explicó que se había decidido “ampliar la auditoría de verificación ciudadana sobre 46% de las cajas de resguardo que no fueron auditadas el día de la elección”.