mr beanEn solo tres minutos, Rowan Atkinson encendió el televisor con una broma de su personaje estrella, Mr. Bean, que hizo una parodia del arzobispo de Canterbury en la BBC, según informa «The Independent». El organismo regulador británico, Ofcom, investiga oficialmente el caso después de recibir más 3.000 denuncias de los espectadores.


Vestido de arzobispo, Atkinson apareció disfrazado de arzobispo y empezó a hablar de «fornicar con el prójimo» (empleó otro verbo), «culear por ahí» y a explicar «por qué rezar no funciona». La BBC recibió 2.819 quejas y Ofcom otras 484 de espectadores descontentos, cuando no manifiestamente indignados por el lenguaje utilizado y el contexto religioso.


El regulador estudia ahora si el lenguaje de Atkinson era aceptable antes de las nueve de la noche. La BBC, en cualquier caso, se disculpó más tarde por la parodia, que fue retirada de su servicio iPlayer. En su comunucado, la cadena pública aseguraba que el programa está pensado «para una variada y amplia audiencia, por lo que el lenguaje, el tono y el contenido son cada vez más importantes». «Pedimos disculpas a cualquier espectador que pueda haberse sentido ofendido», añadía la nota. «Rowan es bien conocido por sus personajes de comedia y esto era un retrato cariñoso de una figura religiosa, pensado para divertir y entretener. No era nuestra intención causar ningún daño».


Un millón por arreglar el coche


Pero para broma, la que sufrió el cómico en sus carnes el mes pasado. La reparación de su coche, un McLaren F-1, le ha costado a su aseguradora más de un millón de euros, la factura más cara de la historia del Reino Unido. Atkinson tuvo un serio accidente hace más de un año, del que salió ileso, pero los arreglos mecánicos y de carrocería, que han durado muchos meses, no han salido precisamente económicos.