sindicalistaEl presidente del Consejo Nacional de la Unidad Sindical (CNUS) manifestó este martes que los trabajadores están dispuestos a aceptar un reajuste del salario mínimo de un 20 por ciento, por entender que los sindicatos no pueden hacer un pacto menor que el logrado hace dos años, que fue de un 17 por ciento.


El dirigente sindical Rafael -Pepe- Abreu explicó que aunque tenían la voluntad de llegar a un acuerdo con el sector empresarial, tuvieron que romper las conversaciones porque los empleadores solo ofrecieron un aumento de 5 por ciento para el salario mínimo.


“Si los empresarios hubieran ofrecido el 15 por ciento, se podía buscar un plano intermedio”, expresó Abreu, quien agregó que cuando los patronos plantean el 5 por ciento envían el mensaje de que los trabajadores no lograrán superar el pacto pasado.


Un aumento de un 5 por ciento no representa ni siquiera veinte pesos diarios para un trabajador, manifestó Abreu al ser entrevistado en el matutino “El Bulevar con Pablo McKinney”. “Nosotros llevamos nuestra propuesta de aumento de 30 por ciento al Comité Nacional de Salarios. Los empresarios deben hacer su propuesta”, expresó el líder sindical.


“No nos disgusta un 20 por ciento”, apuntó el dirigente de CNUS, quien aclaró que si lograron un 17 por ciento la vez pasada, con la reforma tributaria y la actual situación, un 20 por ciento de aumento sería aceptable. Dijo que los trabajadores se resisten a pactar un porcentaje muy pequeño al mínimo, porque entonces los empresarios no suben a los otros salarios.


Abreu explicó las empresas donde hay sindicatos que discuten pactos colectivos, no se incluyen porque ellos siempre suben los salarios. “La discusión es para los trabajadores desprotegidos donde los patronos son más rentistas y no se preocupan por la suerte de los trabajadores”, agregó.