monseEl obispo de la Diócesis de La Vega, monseñor Antonio Camilo González, llamó ayer a la comunidad cristiana a respaldar e integrarse de manera firme a las acciones que se desarrollan para proteger la loma Miranda y evitar así que manos extrañas la destruyan.


“Nos hacemos solidarios con los diversos sectores, organizaciones y grupos que solicitan que Loma Miranda sea declarada área protegida, por considerarlo un patrimonio de nuestra población y un recurso natural estratégico para la preservación de la vida de todos los dominicanos”, apuntó.


Sostuvo que la amenaza de la explotación de dicha loma sería una insensatez y una incongruencia, como pretende hacerlo Falcondo Xstrata Nickel. A juicio de monseñor Camilo, si se explotan los yacimientos de Miranda, todos los manantiales se secarían, amén de afectar los ríos Jagüey, Jima y el Camú, los cuales irrigan en el valle del Cibao miles de tareas de diferentes rubros.


En rueda de prensa celebrada en la Conferencia del Episcopado Dominicano, monseñor dijo esperar que se respete el derecho de la población a tener un medio ambiente sano y a poder vivir de forma digna. Asimismo, pidió reflexionar sobre la problemática ambiental que amenaza a los habitantes de las provincias Sánchez Ramírez, Monseñor Nouel y La Vega, debido a la contaminación que produce la empresa Barrick Gold con la extracción de oro.


Además se mostró opues-to a los intentos que dice tienen sectores vinculados al gobierno para desviar el cauce del río Yaque del Norte a su paso por Jarabacoa. “En conclusión, llamamos al pueblo cristiano de la Diócesis de La Vega, a las organizaciones de la sociedad civil e instituciones de servicios y otras denominaciones religiosas y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a respaldar e integrarse de manera firme a las acciones que estarán desarrollándose para proteger y evitar que ninguna mano extraña venga a destruir la creación de Dios”, enfatizó.