muestraLa empresa catalana Dry Blood Spot Screening (DBS) ha lanzando un novedoso sistema para diagnosticar enfermedades con una pequeña muestra de sangre que puede extraerse sin necesidad de utilizar jeringuillas, y que puede trasladarse en seco, elementos que lo hacen especialmente atractivo en países en vías de desarrollo.


El sistema, que se presenta este miércoles en el marco de la primera sesión dedicada a la salud global y desarrollo del TEDxBarcelona, permite “democratizar la prevención” de enfermedades crónicas como la diabetes, insuficiencia renal, obesidad infantil y enfermedades infecciosas como la sífilis, hepatitis y sida, entre otras. En declaraciones a Europa Press, el director general de DBS, Jordi Martí, ha explicado que una primera iniciativa piloto se llevarán a cabo entre 200.000 mujeres embarazadas en Brasil durante los próximos cinco años, lo que calcula que evitará que 50.000 niños se infecten de VIH y sífilis.


Martí ha destacado que el nuevo sistema –un pinchazo en el dedo similar a las aportaciones de glucosa en un diabético–, no solo evita tener que conservar la cadena del frío, sino que es practicable por la misma persona, y por tanto también supone un ahorro económico de entre el 60% y el 80% respecto a los análisis tradicionales.


La gota de sangre se sitúa sobre un soporte de papel hasta que se seca, y una vez seca se puede enviar la muestra por correo tradicional sin que pierda las propiedades, lo que facilitaría el diagnóstico especialmente en países en vías de desarrollo. Martí, que ha reconocido que el análisis no aporta una información tan completa como los tradicionales análisis de sangre, ha señalado que actualmente trabajan en la inclusión de nuevos parámetros para lograr llegar a más perfiles.