bombaUna bomba de la Segunda Guerra Mundial de unos 100 kilogramos ha sido descubierta junto a la estación central de Berlín, Hauptbahnhof. Su desactivación está provocando retrasos en el tráfico ferroviario y aéreo y la policía ha comenzado a evacuar a los vecinos de la zona, además de cortar varias carreteras.


Un comité de emergencia se reunió a las nueve de la mañana en la capital para decidir si el artefacto explosivo podía retirarse con seguridad para ser desactivado posteriormente o si era preciso que los artificieros actuasen sobre el terreno. El tráfico ferroviario por el centro de Berlín se ha visto afectado durante toda la mañana, en el mejor de los casos sólo sería entre las 10 y las 12 de la mañana, advirtió la policía, aunque a esta hora continúan los retrasos.


Además, el aeropuerto de Tegel, cercano al centro de la ciudad ha cerrado su espacio aéreo y no permite que aterricen aviones. En principio, los trenes de cercanías que circulan a través de la estación central no se verán afectados, según las autoridades, no así los de larga distancia que cruzan la capital, quehan sufrido retrasos y desvíos. “Los viajeros deben prepararse para retrasos y desvíos en el tráfico de larga distancia”, advirtió un portavoz de la principal empresa ferroviaria alemana, la Deutsche Bahn (DB).


Además, el comité de emergencia debe decidir el tamaño del área en torno a la bomba que se ha de desalojar para que los trabajos de desactivación puedan realizarse en condiciones de seguridad. Esta decisión podría conllevar nuevos inconvenientes para los usuarios del transporte ferroviario en Berlín, así como nuevos retrasos y desvíos en otras líneas de corta y larga distancia. La zona donde fue encontrado anoche el artefacto permanece precintada desde entonces. El pasado septiembre varios miles de personas fueron evacuadas en la localidad de Viersen (oeste de Alemania), donde los artificieros detonaron de forma controlada una bomba de 250 kilogramos de la época de la II Guerra Mundial.