familiaEl Gobierno de la República Dominicana brindará “todo” el apoyo necesario a los parientes de la familia dominicana de cinco miembros que murió la noche de este domingo en un accidente en la provincia de Cuenca (centro de España), cuando el vehículo en el que viajaban chocó contra un camión, informó la Cancillería.


Las víctimas, quienes residía en Valdemoro (próximo a Madrid), donde se decretó un día de luto en su honor, son un matrimonio formado por un hombre de 28 años y una mujer de 26, sus dos hijas de 4 y 8 años de edad, y un niño de 11 años, que era pariente de la familia. El cónsul general de la República Dominicana, Frank Bencosme, dijo en un comunicado divulgado por la Cancillería que el presidente del país, Danilo Medina, instruyó amparar “a esta familia, brindándole todo el apoyo que sea necesario”, y verdaderamente unirse “a su dolor ayudándoles a resolver la situación en este momento tan difícil”.


Bencosme explicó que cuando se produjo el accidente en el lugar llovía intensamente. Asimismo, explicó que al parecer, los niños llevaban puestos los sistemas de retención infantil y los adultos el cinturón de seguridad, “pero el impacto fue tan brutal, que ninguno de esos sistemas de seguridad pudieron impedir el fatal desenlace”. También subrayó que este “es el accidente de tránsito donde más muerte ha ocurrido en lo que va de año aquí en España” y que tanto los españoles como la comunidad dominicana residente en ese país “están desconcertadas por este lamentable suceso”.


“Todo el personal consular lo hemos puesto al servicio de esta familia”, aseguró Bencosme, quien se presentó al lugar donde se encuentra los fallecidos en compañía de un abogado del equipo consular. El canciller dominicano, Carlos Morales Troncoso, también ordenó “brindar toda la asistencia a los familiares de las víctimas”, según la información de su cartera. El accidente tuvo lugar en una carretera nacional dentro de la provincia de Cuenca, cuando el vehículo en el que viajaban las víctimas, un BMW, colisionó lateralmente con un vehículo articulado, cuyo conductor resultó ileso.


Según informaron a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno regional de Castilla-La Mancha, el matrimonio era natural de la comunidad de Nagua en la República Dominicana, pero los tres menores habían nacido en España. Los cuerpos sin vida de la familia permanecen en el Instituto Anatómico Forense de Cuenca, donde se les practicó la autopsia, y fuentes del Ayuntamiento de Valdemoro, donde residía la familia desde 2004, dijeron a Efe que desconocen a dónde se trasladarán.