fidelEl ex presidente cubano Fidel Castro instó hoy a Corea del Norte, un viejo aliado de su país, y a Estados Unidos a evitar una guerra en la península coreana. “Si allí estalla una guerra, los pueblos de ambas partes de la península serán terriblemente sacrificados, sin beneficio para ninguno de ellos”, señaló el histórico líder cubano en una nueva “reflexión” publicada hoy en medios de la isla.


“Ahora que (Corea del Norte) ha demostrado sus avances técnicos y científicos, le recordamos sus deberes con los países que han sido sus grandes amigos, y no sería justo olvidar que tal guerra afectaría de modo especial a más del 70 por ciento de la población del planeta”, argumentó Castro.


Castro, de 86 años, recordó asimismo a Estados Unidos su “deber” de evitar un enfrentamiento en medio de las crecientes tensiones de los últimos días entre las dos Coreas.  “Si allí estallara un conflicto de esa índole, el gobierno de Barack Obama en su segundo mandato quedaría sepultado por un diluvio de imágenes que lo presentarían como el más siniestro personaje de la historia de Estados Unidos”, aseguró el ex presidente cubano en su “reflexión” publicada en la web Cubadebate. “El deber de evitarlo es también suyo y del pueblo de Estados Unidos”, agregó.


La Habana es uno de los últimos aliados del régimen de Pyongyang. “La República Popular Democrática de Corea siempre fue amistosa con Cuba, como Cuba lo ha sido siempre y lo seguirá siendo con ella”, recordó Castro. “Tuve el honor de conocer a Kim Il-sung, una figura histórica, notablemente valiente y revolucionaria”, apuntó también. Las tensiones en la pensínsula coreana han crecido considerablemente en los últimos días. Fuentes del gobierno de Seúl informaron hoy que Corea del Norte ha emplazado dos misiles de alcance medio en rampas móviles en la costa este del país.


El gobierno de Estados Unidos subrayó también que ha tomado medidas preventivas ante las amenazas de Pyongyang. El gobierno de Kim Yong-un amenazó el miércoles oficialmente con un ataque nuclear. Hace unos días, Pyongyang declaró asimismo que entraba en “estado de guerra” con Seúl. Ambas Coreas no firmaron nunca la paz tras el conflicto bélico que las enfrentó entre 1950 y 1953.