chechenosEn una frenética caza nocturna de los sospechosos de asesinar a tres personas y herir a 176 en el maratón de Boston, la policía mató este viernes a uno de los dos en un suburbio de la ciudad. El otro se ha dado a la fuga y ha sido identificado como Dzhokhar A Tsarnaev, de 19 años, el “sospechoso 2” (el de la gorra blanca).


El comisario confirmó las informaciones de las televisión local WCVB y aseguró que el fallecido es el hombre que el jueves por la tarde fue presentado por el FBI como “sospechoso 1”, identificado horas después como Tamerlan Tsarnaev, de 26 años, que vestía una gorra negra y gafas de sol.


Los sospechosos de Boston serían dos hermanos de origen checheno y ambos con residencia legal en EEUU, al menos durante el último año, según fuentes policiales citadas. Algunos informadores creen que estos dos jóvenes pudieron haber recibido formación militar previa a su llegada al país. El ‘sospechoso 1’ es el que ha muerto en el hospital tras un tiroteo con la policía. En una frenética caza nocturna de los sospechosos de asesinar a tres personas y herir a 176 en el maratón de Boston, la policía mató este viernes a uno de los dos en un suburbio de la ciudad. El otro se ha dado a la fuga y ha sido identificado como Dzhokhar A Tsarnaev, de 19 años, el “sospechoso 2” (el de la gorra blanca).


El comisario confirmó las informaciones de las televisión local WCVB y aseguró que el fallecido es el hombre que el jueves por la tarde fue presentado por el FBI como “sospechoso 1”, identificado horas después como Tamerlan Tsarnaev, de 26 años, que vestía una gorra negra y gafas de sol. Los sospechosos de Boston serían dos hermanos de origen checheno y ambos con residencia legal en EEUU, al menos durante el último año, según fuentes policiales citadas. Algunos informadores creen que estos dos jóvenes pudieron haber recibido formación militar previa a su llegada al país. Pinche en la parte superior derecha para ampliar el gráfico.


Ampliar foto


Pinche en la parte superior derecha para ampliar el gráfico. Medios locales informan que han detenido un coche en el que viajaban tres hombres, uno blanco y los otros de origen asiático. Uno de ellos sería el segundo sospechoso de los atentados de Boston. Unas horas después de que la agencia publicara fotos y vídeos de los supuestos terroristas con las mochilas que llevaban las bombas, los dos hombres aparecieron al otro lado del río Charles, que separa Boston de Cambridge.


Un portavoz de la policía explicó que la persecución de los dos hombres empezó pasadas las diez de la noche (las dos de la madrugada en la Península) tras el asesinato de un policía del campus del Massachusetts Institute of Technology (MIT), en Cambridge. La pareja robó entonces un coche y se llevó al conductor secuestrado durante una media hora hasta dejarlo en una gasolinera, según el relato de los agentes. La policía siguió entonces a los sospechosos hasta Watertown, una pequeña localidad residencial a unos 14 kilómetros de Boston. Allí, en un violento enfrentamiento, los agentes y los sospechosos intercambiaron múltiples disparos. Los perseguidos incluso lanzaron explosivos.


Los agentes lograron acorralar a uno de los hombres, que durante la operación fue herido y trasladado a un hospital, donde murió. El segundo escapó. El fugitivo es el llamado este jueves “sospechoso número dos”, un joven con una gorra blanca que fue grabado en el maratón por una cámara de una tienda de ropa mientras dejaba una mochila en el lugar de la segunda bomba. Tras sufrir un accidente en una gasolinera y abandonar el vehículo, el “sospechoso 1”, según la identificación del FBI, fue muerto y el segundo huyó por una zona residencial y cerca de un centro comercial.


La explosión ocurrió unos minutos después de que él se marchara de la esquina, junto al restaurante Forum en la calle Boylston. El sospechoso ‘número dos’ paseó entre los espectadores por varias calles del recorrido con otro hombre, que llevaba una gorra oscura y el FBI había bautizado como ‘sospechoso número uno’. El de la gorra oscura, que la policía identifica ahora como el muerto, también llevaba una mochila aunque no había imágenes de él abandonándola en ningún sitio. La policía insiste en que ningún vecino de Watertown abra la puerta de su casa a no ser que llame un policía claramente identificable. El terrorista está armado, también con explosivos.