coreaLos ejercicios militares conjuntos entre Corea del Sur y Estados Unidos terminaron oficialmente este martes, dijo el Ministerio de Defensa surcoreano. Sin embargo, el ministerio señaló que Corea del Sur sigue monitoreando de cerca la posible provocación y posibles lanzamientos de misiles por parte de Corea del Norte.


Un torrente de enervantes amenazas de Pyongyang en las últimas semanas ha tensado las relaciones ya frágiles en la región. La retórica de Corea del Norte se intensificó cuando el Consejo de Seguridad de la ONU votó en marzo para aplicar sanciones más duras contra el régimen norcoreano.


Las tensiones llevaron al cierre de Complejo Industrial de Kaesong, en Corea del Norte, uno de los pocos símbolos de la cooperación entre Seúl y Pyongyang. El complejo se encuentra al norte de la zona desmilitarizada que separa a los dos países y es el centro de operaciones de más de 120 empresas de Corea del Sur. La retórica norcoreana fue dirigida a Corea del Sur y Estados Unidos a principios de este mes, cuando Pyongyang comenzó el bloqueo en el complejo comercial a los surcoreanos a través de la frontera fortificada.


Corea del Norte ordenó la salida de 50,000 trabajadores de las fábricas de la zona, y dijo que iba a suspender temporalmente la actividad allí. La medida sorprendió a algunos observadores, ya que Kaesong fue considerado como una importante fuente de divisas para el régimen de Kim Jong Un.


Siete ciudadanos surcoreanos permanecen en Kaesong


Corea del Sur comenzó a retirar a los ciudadanos que quedaban en la zona de fabricación este sábado, como lo había establecido conjuntamente con Corea del Norte. El Ministerio de Unificación de Corea del Sur dijo este martes que siete surcoreanos permanecen en Kaesong para atar los cabos sueltos. Esta no es la primera vez que Kaesong detiene sus operaciones.


En 2009, Corea del Norte suspendió temporalmente las operaciones en el complejo industrial varias veces, al no permitir que los surcoreanos entraran o salieran de la zona. La suspensión también se llevó a cabo durante el ejercicio militar conjunto de Estados Unidos y Corea del Sur. Pero si todos los trabajadores de Corea del Sur se retiran, será la primera vez que la zona económica conjunta no tendrá trabajadores surcoreanos desde que el negocio comenzó hace alrededor de 10 años.


En 2012, el valor de la producción del complejo creció 500 millones de dólares, cinco años antes había alcanzado por primera vez el tope de los 100 millones de dólares. El salario promedio de los trabajadores de Corea del Norte en el complejo industrial de Kaesong es de 134 dólares por mes, según el Ministerio de Unificación de Corea del Sur. Las autoridades de Corea del Norte retienen un 45% de su salario, por diversas razones fiscales.