José Ornella, jefe de la guardia presidencial, dio una entrevista con la agencia AP donde sostuvo que el mandatario "se inmoló por su país". “No podía hablar, pero lo dijo con los labios…’yo no quiero morir, por favor no me dejen morir’, porque él quería a su país, se inmoló por su país”, sostuvo el jefe de la guardia presidencial, general José Ornella, quien reveló que Hugo Chávez murió de “un infarto fulminante”.


En un reportaje concedido a la agencia Associated Press el oficial aseguró que el mandatario “sufrió bastante” la última parte de su tratamiento contra el cáncer que lo afectaba hacía casi dos años. “Nosotros estábamos al lado y sufrió mucho esa enfermedad”, indicó.


De acuerdo a lo que informa AP Ornella es uno de los militares de más rango que cuidaban la seguridad del presidente de Venezuela. El oficial dijo que a pesar del esfuerzo de sus médicos, que aseguró que eran los “mejores de todas las parte del mundo”, el cáncer “estaba bastante avanzado”.


Desde junio de 2011 Hugo Chávez enfrentó varias cirugías, tratamientos quimioterapéuticos y de radioterapia para paliar un cáncer que nunca se explicó dónde se alojó. La única versión oficial que existió fue que el tumor lo tuvo, en un principio, en la zona pélvica.