El Departamento Nacional de Investigaciones y el Ministerio Público de Santiago desmantelaron una alegada red que se dedicaba a la compra y trasiego de cobre extraído de cables telefónicos y eléctricos robados en distintas partes del país, material que luego exportaban vía terrestre a Haití.


En un operativo de esas entidades fueron apresados Héctor Cortés, a quien se señala como el cabecilla de la banda; Héctor Rafael Cortés Francisco (padre del primero), Domingo Antonio Morfe, Melvin Montero Cortés, Renalito Rafael Colón, Vladimir Peña, el haitiano José Luis Polanco, Paulino José, Papito Chelz, Alex Calderón, Smith Solano Cruz, Hipólito Chaut y Robinson Cortés.


El DNI y el Ministerio Púbico acusan a Chaut y Robinson Cortés de preparar el material robado para el transporte y posterior exportación a Haití.


Se informó que la banda realizaba sus operaciones de movimiento y preparación del material robado a altas horas de la noche para facilitar el ocultamiento de sus actividades fraudulentas.


En el operativo contra la supuesta red se incautaron 31 libras de cobre, una camioneta Ford Explorer, placa L282090; una camioneta Daihatsu, placa L095498; un camión Mack Renault sin placa y un carro Honda Acord, color azul.


Las autoridades policiales y judiciales de Santiago informaron que los detenidos fueron trasladados al Palacio de la Policía Nacional, antiguo aeropuerto de Santiago, en donde permanecerán a la espera de las acciones legales correspondientes.


El robo de cables eléctricos y telefónicos constituye un grave problema para las comunidades del país.