05c2db261e97451c0827e4c0f9eb1057_300x226Un menor de un año y cuatro meses de edad falleció este martes tras ahogarse con un pedazo de guayaba que se comía, en su residencia ubicada en la comunidad de Palo de Damajagua, en el distrito municipal de Maizal, provincia Valverde.


Fraimy Germosén Moronta murió mientras era conducido al hospital del municipio de Esperanza por su madre Glennis Moronta.


El médico que revisó el infante certificó que este falleció a causa de asfixia por ahogamiento respiratorio provocado por la fruta. El hecho ha causado consternación en la comunidad.