imagen-440xfotos75324520130313120130 (1)Arrodillado y bajo una fuerte lluvia, el italiano Massimo Coppo (64) llegó hasta el vaticano para presenciar el nombramiento del nuevo Papa Francisco I.


Desde que se inició el cónclave hasta su fin, este peregrino permaneció arrodillado a la espera del nuevo líder de la Iglesia Católica.


Coppo consideró que el cónclave “No es una elección de un jefe de Estado, sino una elección que elegirá a un jefe espiritual” de los católicos de todo el mundo.


El peregrino dijo esperar que el nuevo pontífice sea “pobre y cercano a los pobres, que hable de eternidad e infierno, del regreso de Cristo”.