El caso de Savannah Dietrich provocó un gran revuelo social tras la publicación por parte del grupo ciberactivista Anonymous del vídeo en el que los adolescentes bromeaban sobre lo ocurrido tras violar a la chica.


Según denunciaba Anonymous, las autoridades locales querían ocultar el caso al ser las estrellas del equipo de fútbol local. Además, en una de las fotos hechas públicas por Anonymous se pudo ver cómo los presuntos violadores llevaban a la víctima manteniéndola por sus tobillos y muñecas.


La joven Savannah Dietrich fue violada en agosto de 2012 en una fiesta que celebró el equipo de fútbol americano de Steubenville High School. Los dos acusados, Trent Mays y Ma’lik Richmond, podrían haber suministrado drogas a la joven para después abusar de ella y posteriormente habrían publicado imágenes en las redes sociales.


Los futbolistas habrían orinado sobre Savannah tras violarla, la pasearon inconsciente por la fiesta y después la habrían abandonado en la puerta de la casa de sus padres.


Los ciudadanos de esta pequeña población de 18.000 habitantes, diezmada por el desempleo al desaparecer la industria siderúrgica, creen que deberían haber sido acusados más estudiantes. Además, pone en relieve la influencia del equipo de fútbol americano en esta ciudad.