El escalador y un consultor de seguridad Mark Roberts, de 47 años, grabó el momento de su escalofriante caída mientras escalaba la pared de hielo de una montaña en Gales.)


Roberts llevaba una cámara ajustada a su casco, lo que le permitió registrar el momento cuando perdió el control, cayendo sobre las rocas y la nieve.


“Sólo traté de no entrar en pánico y esperé tener un poco de suerte”, le dijo Roberts al Consejo Británico de Montañismo.


El alpinista fue trasladado en helicóptero al hospital con lesiones en el tobillo, pero no tuvo heridas de gravedad.


Roberts estaba ascendiendo por la ruta conocida como Parsley Fern sin cuerdas protectoras en compañía de otros dos alpinistas cuando un trozo de hielo que desprendió un compañero que iba a mayor altura le cayó encima, haciéndole perder el equilibrio.