Los efectos del sedentarismo en la fertilidad se recuperan con 15 horas semanales de ejercicio moderadoInvestigadores de la Universidad de Harvard han demostrado que la calidad del esperma masculino está directamente relacionada con la actividad física y con el tiempo que se pasa sentado frente al televisor. Según sus cálculos, bastan 20 horas semanales frente a la pantalla -menos de tres horas diarias- para reducir a la mitad el número de espermatozoides.


A esta conclusión han llegado tras analizar los resultados del estudio «Jóvenes de Rochester» en el que participaron 189 varones de entre 18 y 22 años. Audrey Gaskins estudió los seminogramas (análisis para comprobar la calidad y cantidad de espermatozoides) al mismo tiempo que les preguntaba por sus estilos de vida. Les preguntó el tiempo que veían la televisión, por su actividad física, su dieta, sus niveles de estrés, su adicción al tabaco y otros factores relacionados con la fertilidad.


Los resultados mostraron cómo los hombres que veían casi tres horas al día de televisión tenían un recuento de esperma 44% veces menor que aquellos que no la veían. Los hombres que hacían algún tipo de deporte 15 horas semanales -dos horas al día- tenían un recuento con un 73% más de espermatozoides que aquéllos que sólo se ejercitaban durante cinco horas semanales. El ejercicio suave no afectaba a la calidad del esperma.


Los resultados se han publicado en la revista «British Journal of Sports Medicine». Y aunque el estudio se refiere al tiempo que se permanece frente al televisor, los mismos datos podrían extrapolarse al tiempo que se está frente al ordenador o cualquier actividad sedentaria.