Captura de MegaEl servicio de almacenamiento en la nube ya tiene alojado más de 50 millones de archivos. Estaba claro que el nacimiento de Mega iba a traer cola. Al cacareado y reiterado anuncio de la vuelta del «hacker» alemán Kim Dotcom de nuevo a los ruedos se le ha ido sumando las críticas, los intentos de bloqueo o avisos por supuesta violación de derechos de autor.


Todo un cóctel para un servicio que sólo en su primer día de vigencia conquistó a más de un millón de usuarios. Dos semanas después sigue dando de qué hablar. El balance parece positivo. Según su creador, Mega ya tiene alojado más de 50 millones de archivos y un 0.001% ha tenido que ser eliminado por infringir el copyright. Alrededor de 50 notificaciones diarias está recibiendo la plataforma para eliminar archivos, datos comparados por Google, mientras que Dotcom eleva esta cifra a 450.000 solicitudes diarias, según recoge «The Next Web».


Mega no quiere que nadie le ponga la zancadilla. Por lo pronto, ha bloqueado un buscador, Mega Search, creado en Francia, que añadía enlaces de archivos subidos a la plataforma. «Las páginas web de links que abusen de Mega serán bloqueadas», ha subrayado Dotcom en su perfil de la red de «microblog» Twitter, quien ha vuelto a insistir en que su plataforma es totalmente segura, saliendo al paso de las críticas en las que se aseguraban que Mega tiene debilidades en esta materia. Para ello, Dotcom ha anunciado una recompensa de 10.000 euros a quien sea capaz de tumbar Mega o de vulnerar su sistema.