Cardenal López Rodríguez partirá hacia el Vaticano el viernesNicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez partirá hacia el Vaticano el viernes 1 de marzo, al día siguiente de que el Papa Benedicto XVI deje sus funciones, con lo que empieza a moverse la rueda para la escogencia de un nuevo Sumo Pontífice y se viva una situación inédita en los últimos siete siglos en la iglesia Católica.


El cardenal dominicano tiene programado permanecer en Roma hasta finales de marzo, ya que además de participar en el proceso de elección del sucesor de Benedicto XVI se integrará a las primeras actividades oficiales del próximo sucesor de San Pedro.


La mayoría de los 115 cardenales electores que participarán en el cónclave ya están llegando al Vaticano, ante la inminencia de que el proceso será adelantado, ya que no es necesario el período de duelo que suele respetarse cuando la elección es por muerte del Pontífice anterior.


Cese laboral

Benedicto XVI dejará el Vaticano a las 12:00 del mediodía hora dominicana (5:00 de la tarde hora de Italia).


A esa hora tiene previsto dirigirse al helipuerto, donde será despedido por el cardenal decano (Ángelo Sodano) y dará por terminadas sus actividades administrativas en su condición de Jefe del Estado del Vaticano.


A esa hora el helicóptero lo transportará hacia su residencia temporal, la casa de veraneo del Vaticano, en Castel Gandolfo.


Allí lo recibirán las autoridades locales y tiene previsto recibir a los fieles de la diócesis de Albano a las 12:30 de la tarde hora dominicana (5:30 de la tarde hora de Italia), lo cual será el último acto papal público de Benedicto XVI.


Hora de retiro


Su pontificado se extingue a las 3:00 de la tarde hora dominicana (8:00 de la noche hora de Italia). A esa hora la guardia suiza termina su servicio al Papa y a partir de ahí se cerrará la puerta del Palacio de Castel Gandolfo.


A partir de ese momento el título con el que se denominará a Benedicto XVI será el de “papa emérito” o “romano pontífice emérito”.


El vocero del Vaticano, padre Federico Lombardi, informó ayer que vestirá el habito blanco simple, o sea sin la esclavina o el pequeño manto sobre los hombros que normalmente usan los pontífices.


Se destruirá el anillo del pescador y su sello de plomo, pues ambos son los símbolos oficiales.


A las 8:00 de la noche hora de Roma (3:00 de la tarde dominicana) inicia el período conocido como Sede Vacante, que es cuando se queda vacío el trono de San Pedro.


Convocatoria al cónclave


El lunes 1 de marzo el decano de los cardenales (el elector de mayor edad) enviará la carta de convocatoria del cónclave. La primera reunión preparatoria está previsto para ese día.


Existe la tradición de que luego de producida la situación de “Sede vacante” se espera un período que dura unos 15 días de luto, pero como en este caso se trata de una renuncia, el propio Benedicto XVI dispuso que el Colegio Cardenalicio tiene la facultad de convocar el cónclave cuando todos los cardenales electores estén presentes.


Esa disposición papal ha sido interpretada como una antesala al adelanto de la reunión.


El hecho de que López Rodríguez tenga previsto regresar al país el 30 de marzo, implica que entre los purpurados se da como un hecho que se adelantará el cónclave y que la elección del nuevo pontífice se hará relativamente en corto tiempo.


Los zapatos y dos cardenales que se retiran


Lombardi dijo que Benedicto XVI ya no usará los zapatos rojos que lo caracterizaron, y usará durante su retiro un par de mocasines color café hechos a mano por artesanos de León, México, y que le fueron obsequiados durante la visita que efectuó en 2012 a ese país.


Se prevé que en total 115 cardenales de menos de 80 años vengan a Roma para el cónclave, en el que elegirán al próximo papa; otros dos cardenales con derecho anunciaron que no vendrían, uno de Gran Bretaña y otro de Indonesia.