La empresa canadiense Research in Motion (RIM), el fabricante de los populares BlackBerry, presenta este miércoles su nuevo sistema operativo, el BB10, y dos nuevos teléfonos con los que espera recuperar parte del mercado que ahora dominan iPhone y los aparatos Android.


RIM, que en los últimos dos años ha sufrido graves problemas de imagen por la esporádica caída de sus servicios, lo que se ha unido a su pérdida de cuota de mercado en regiones clave como Norteamérica y Europa, ha retrasado en varias ocasiones el lanzamiento de BlackBerry 10 y sus nuevos aparatos.


Pero tras meses de espera, el fabricante canadiense que creó el boyante segmento de los teléfonos inteligentes que ahora controlan iPhone y Android, presentará lo que muchos analistas consideran es su última oportunidad de permanecer a flote con un espectacular evento en Nueva York y una conferencia en Toronto.


RIM aprovechará la presentación de los nuevos sistemas para iniciar una ofensiva publicitaria en toda regla, incluidos anuncios televisivos durante el espectáculo deportivo rey en Estados Unidos, la final de fútbol americano, el Super Bowl, que se celebrará el próximo domingo.


Para esta campaña, RIM utilizará parte de los casi 2.000 millones de dólares en efectivo que mantiene en sus reservas.


El lanzamiento de BlackBerry 10 es considerado el inicio del renacimiento de RIM, que en los tres primeros trimestres del presente año fiscal perdió 744 millones de dólares estadounidenses. A esto se suma la pérdida de un millón de suscriptores en el tercer trimestre del año.