Es una leyenda del baloncesto en la NBA, y podría volver a la escena. Michael Jordan abandonó la actividad en 2003, cuando jugó para Washington Wizards sus últimas fichas con jugador. Pero 10 años después aparece la posibilidad de retorno en los Bobcats de Charlotte, equipo de su propiedad.


En 2009 ingresó en el Hall de la Fama y generó expectativa. “Puede que algún día me vean jugando un partido con 50 años. No se rían. Nunca digan nunca”, advirtió. Quién avisa, no traiciona. Se acerca el día en que cumplirá medio siglo de vida, y quizás, también cumpla con sus palabras.


El hombre que brilló con la número 23 de Chicago Bulls se entrena hace un tiempo con el equipo, y lo hace a la par de sus jugadores. Lejos de ser un momento de recreación, trabaja física y tácticamente al ritmo de los actuales deportistas.


Según informó el periodista Antoni Daimiel en el Canal Plus, M.J. evalúa seriamente incluirse en un juego de Charlotte Bobcats posterior a su cumpleaños 50, el 17 de febrero.


“En diciembre ya hubo una grabación de un entrenamiento con los jugadores. Pero hay mucha gente que dice que no hay que descartar que Jordan, coincidiendo con su 50 cumpleaños, el 17 de febrero, le apeteciera probarse. Jugar un partido por lo menos”, adelantó Daimiel.