Las ballenas pueden imitar las voces de los humanos, según un grupo de científicos estadounidenses que escucharon extraños sonidos procedentes del recinto de las ballenas en la Fundación Nacional de Mamíferos Marinos en San Diego, en el sur de Estados Unidos (EE.UU.). Todo empezó en 1984 cuando el científico Sam Ridgway y sus colegas notaron sonidos poco usuales cerca del tanque de los delfines y las ballenas, parecidos a una conversación distante entre dos personas, que no se podía entender.


Pero unos días después los investigadores se quedaron de piedra cuando un buzo emergió del tanque de las ballenas y preguntó a sus colegas quién le había dado la orden de salir. Un análisis acústico determinó que esos sonidos procedían de una fuente sorprendente: una ballena blanca macho llamada NOC, afirman los científicos en un estudio publicado en la última edición de Current Biology.


“Nuestras observaciones sugieren que la ballena tuvo que modificar su mecánica vocal para hacer sonidos parecidos al habla”, afirmó Ridgway, quien atribuye los esfuerzos del mamífero a la necesidad de establecer contacto con los humanos.