Un incendio gigante se desató este jueves en una central térmica en los suburbios de Moscú, con llamas que alcanzan los 50 metros de altura, según imágenes retransmitidas por la televisión rusa. “Según datos preliminares son 14 las víctimas: una persona murió, otra fue enviada en helicóptero a un centro de quemados y otras 12 personas recibieron atención médica de forma ambulatoria”, dijo un portavoz de esa cartera citado por la agencia Interfax. El fuego se declaró en el precalentador de alta presión y se extendió a una superficie de 800 metros cuadrados. Las llamas alcanzaron hasta 50 metros de altura. “La central redujo su potencia a cero, pero no hay ningún riesgo de corte de electricidad para las consumidores. Se activaron otros generadores de reserva”, indicó la compañía de explotación Mosenergo. El incendio empezó a las 11 (9 GMT) en un gasoducto que alimenta la central en el propio recinto, sin causar daños en la instalación.