Las dimensiones del vertedero de Ghazipur son impresionantes. Tan grande como 40 campos de fútbol juntos y casi más alto que el icónico Taj Mahal. Aunque llegó a su capacidad máxima en el año 2002, cada día se siguen añadiendo toneladas de basura, que contamina la zona. Mientras tanto, los residentes se exponen a serios problemas de salud.