Un sospechoso de perpetrar un secuestro extorsivo y varios robos fue detenido este martes en su casa en las afueras de Buenos Aires (Argentina) y, previendo que su esposa también terminaría detenida, le recomendó utilizar medios violentos para defenderse en la cárcel hasta que ambos se reencuentren en el futuro.


“Si te llevan en cana, yo me voy a hacer cargo de todo”, afirmó Matías Gabriel Pereyra, de 32 años, mientras se encontraba esposado a una silla ante su esposa y su bebé en brazos. “Adonde entrés, cárcel que sea, vos parate de manos y recagá a puñaladas a cualquiera que esté ahí adentro que después yo voy a hacer quilombo para que nos veamos, ¿listo?”, añadió.


Según informa La Nación, Pereyra se encontraba en su vivienda en la localidad de Marcos Paz al momento en que llegaron los policías, a los que recibió a tiros. El sujeto resultó herido de un balazo en la pierna.


“Yo me voy a hacer cargo de todo lo que hice, no soy ningún nene de mamá, soy ladrón y secuestrador. Todos los autos están prendidos fuego”, aseveró ante los oficiales el sospechoso, cuyas confesiones al momento del arresto no tienen validez judicial.


Pereyra, condenado años atrás por un secuestro y un robo de un auto, tenía una orden de captura por otro secuestro en febrero de un empresario, que fue liberado tras pagar una importante suma de dinero. “Nos vamos a cruzar en un penal después, no sé hasta cuando nos vamos a ver, cuidá a la bebé”, expresó el sospechoso mientras su mujer lloraba.