Asma Aziz, una residente de la ciudad de Lahore, en Pakistán publicó un video en las redes sociales para denunciar el maltrato al que la sometió su marido por negarse a bailar delante de él y de sus amigos. En la grabación, donde la mujer aparece con la cabeza afeitada y señales de golpes en la cara, acusa a su esposo, Main Faisal, de haberla golpeado el pasado 24 de marzo con un tubo de plástico, con la colaboración de su empleado Rashid Ali.

“Me quitó la ropa delante de sus sirvientes. Ellos me sujetaron mientras me afeitó el pelo y lo quemó. Tenía la ropa ensangrentada. Estaba atada y me colgó del ventilador”, dice la mujer en el video.

Según el informe de la investigación, Aziz presentaba numerosos moratones en el antebrazo izquierdo, cortes en el dedo, moratones e hinchazón en ambas mejillas, enrojecimiento en el ojo izquierdo, así como mareos y vómitos, según del Dawn.

Aziz acudió a la Policía de la ciudad de Khana, pero ante la falta de reacción de los agentes, la mujer optó por grabar un video con el móvil y publicarlo el pasado 26 de marzo. Por su parte, Ali Waseem, un oficial de la Policía, niega estas acusaciones, y asegura que después de la declaración de la mujer, un grupo de la Policía fue a casa de Lahore pero no les permitieron entrar.

Al mediodía, un equipo de policías de investigación registró la casa del sospechoso, Mian Faisal, y lo arrestó junto con su empleado. El esposo de Asma Aziz niega las acusaciones, alegando que su mujer se afeitó el pelo bajo la influencia de las drogas, que también él había tomado, y que se limitó a ayudarla.

El viceministro de Interior de Pakistán, Shehryar Afridi, asegura que fue él quien ordenó registrar la denuncia de la mujer después de ver el vídeo en Internet, que está siendo muy discutido en las redes sociales. De hecho, la violencia contra las mujeres es un problema muy agudo en Pakistán. Según datos de la Universidad de Georgetown, Pakistán ocupa la posición 150 de un total de 153 países, según el índice mundial de bienestar y empoderamiento de la mujer.

Fuente: ActualidadRT