Después de varios días sin servicio de agua potable en el estado de Carabobo, el agua comenzó a llegar a los hogares contaminada y no apta para el consumo humano. Así lo denunciaron habitantes del municipio de San Diego con diferentes testimonios en video que publicaron en Twitter.


Además de la crisis social y política que atraviesa Venezuela, se registró un apagón masivo de más de 100 horas que afectó los servicios básicos, incluido el suministro de agua.


“La situación por falta de agua en San Diego es terrible. Hay sectores que llevan más de 2 meses sin el servicio, igual que otras zonas de Valencia y Los Guayos”, escribió en sus redes sociales la periodista local Heberlizeth González.


En más videos que compartieron carabobeños en la red social se percibe a simple vista el color grisáceo e incluso oscuro del agua que sale de la llave.


“¡Qué locura! Acá en el municipio de San Diego en el estado de Carabobo, miren lo que estamos recibiendo de agua por las tuberías… pura agua de cloaca, pura agua negra”, manifestó el usuario Cristian Crespo.


Otros reportes indicaron que el agua despedía un olor fétido similar al de las aguas residuales.


El periodista venezolano Daniel Ríos, compartió otro video del día 13 de marzo. “Agua llega negra y con mal olor después de más de un mes sin este servicio público y vital para la vida”.


Durante la contingencia por la falta de luz en diferentes estados más de 20 personas murieron en hospitales por falta de atención. Las condiciones insalubres también representan un riesgo para la población.


El régimen del dictador Nicolás Maduro responsabilizó a Estados Unidos por un supuesto ‘ciberataque” a la infraestructura del país que derivó en la falta de energía eléctrica.


Maduro le pidió a la gente que se prepare para lo peor del apagón y previó que la escasez de agua continuará.


“Atención organizaciones populares. Todo el mundo debe tener una radio, con sus pilas seguras. Para estar bien informados de qué hay que hacer, qué pasa, etc. Tener sus juegos de velas para alumbrar, tener las linternas. Prepararse. Sus sistemas de depósito de agua”, advirtió.


Ante la falta del vital líquido en varios municipios del país, el chavista anunció que iniciará un plan denominado “el tanque azul” para “dotar a todos los hogares del país de un tanque azul grande, cómodo, de reserva de agua permanente”.


El país estaba a media marcha. El gobierno extendió hasta este miércoles la suspensión de la jornada laboral y estudiantil. Muchos negocios y los bancos siguen cerrados y el transporte público, ya de por sí deficitario, es muy escaso.


“Del sábado para acá fue una sola comida por día. En las noches, un posillo de avena y ya. Hoy no tenemos nada”, dijo Elena Espinoza, de 38 años, residente en Maracaibo.


En medio de la crisis, la dictadura de Maduro creó una comisión para buscar a los responsables y dijo tener “pruebas de que el sabotaje fue ordenado por el Pentágono y el Comando Sur, y dirigido desde Houston y Chicago”.


Guaidó decretó el estado de “alarma nacional” por 30 días, para pedir ayuda internacional en la superación de la crisis. Uno de sus más firmes apoyos en Europa, España, ofreció ayuda para recuperar un sistema eléctrico “muy deteriorado”.


“Maduro es el responsable de la tragedia”, dijo el opositor, quien se proclamó presidente encargado el 23 de enero luego de que la mayoría opositora del Congreso declarara “usurpador” al mandatario chavista por estimar su reelección “fraudulenta”.


Fuente: Infobae