El jefe mafioso Francesco “Frank” Cali, líder de la familia Gambino, fue asesinado a tiros este miércoles por la noche en frente de su casa en Nueva York, según informó la Policía.

Cali, de 53 años, recibió seis disparos en el pecho sobre las 21.20 hora local y según algunas informaciones también fue atropellado por la camioneta que conducían sus presuntos asesinos.

El jefe mafioso fue trasladado al Hospital Universitario Staten Island, donde le declararon muerto.

El suceso ocurrió frente a la vivienda de Cali en el barrio Todt Hill de Staten Island, conocido por la influencia de mafiosos.

La familia Gambino, una de las cinco que integran la mafia siciliana en Nueva York, llegó a ser considerada la mayor organización criminal de Estados Unidos dedicada a todo tipo de actividades delictivas hasta su caída en desgracia en los años 1990 por los golpes de las autoridades.

El asesinato de Cali es el primero en décadas de un jefe mafioso en Nueva Yorky el de mayor perfil en la familia Gambino desde que en 1985 John Gotti ordenase matar al entonces líder Paul Castellano para tomar el poder de la organización.

Gotti fue detenido a finales de 1990 gracias a la colaboración de su segundo al mando, Salvatore Gravano, con el FBI, una relación que provocaría la caída de varios jefes mafiosos y que la familia Gambino perdiese gran parte de su poder. Gotti murió en la cárcel en 2002.